*

Regionales

Portada  |  25 noviembre 2021

"No fue un motín, es mentira", dijo la mamá de un preso agredido en Saavedra

"Ellos reclamaron que se le devuelvan sus cosas y entonces la policía fue directamente con la escopeta a dispararles", sostuvo la madre de uno de los internos afectados por el ataque. Los familiares realizaron una denuncia formal y ya interviene en el caso una Comisión de Derechos Humanos.

Familiares del grupo de internos del pabellón 9 de la cárcel de Saavedra, que denunciaron días atrás haber recibido un ataque – que incluyó golpes y disparos – por parte del personal penitenciario luego de un reclamo porque no les llegaron alimentos enviados por sus parientes, llevaron adelante una presentación formal en la justicia y ya tomó intervención la Comisión Provincial por la Memoria de la provincia de Buenos Aires.

La mamá de uno de los reclusos, Claudia, relató a Telefe Noticias su versión de los hechos y negó que haya sido “un motín” el motivo por el cual accionaron de esa forma los agentes carcelarios.

“Ese día todas las familias les fuimos a depositar a los chicos y, a través de eso nosotros nos comunicábamos, sobre qué depositamos y las cosas (alimentos) no llegaron”, comenzó.

Según Claudia, muchos familiares habían acercado distintos alimentos y productos cárnicos por “el festejo del cumpleaños” de un preso que iba a festejarse al día siguiente.

“Los chicos les pidieron a los encargados los alimentos que faltaban y ellos le dijeron que no se los iban a dar, que esperaran hasta el otro día para ver si se las daban. Ellos siguieron reclamando que se le devuelvan sus cosas, entre las que había carne, y entonces la policía fue directamente con la escopeta a dispararles”, describió.

En este marco, desmintió a la supuesta justificación del establecimiento penitenciario con el desarrollo de “un motín”.

“Ellos por el pasaplatos comenzaron a dispararle a todos. Cuando lograron entrar, empezaron a agarrar a los chicos, a mi hijo con un mantel lo ahorcaron de tal manera que se desmayó”, aseveró.

Tras el episodio de los disparos, algunos internos resultaron incomunicados y trasladados a otra dependencia de Sierra Chica. A su vez, los familiares reclamaron que todos sufrieron heridas en el incidente y no recibieron la correspondiente atención médica.

Claudia consideró que muchos de los reclusos, a la hora de egresar de los penales, “salen peor porque la misma policía los castigan, les pegan y torturan”.

“Yo veo el sacrificio que hacen las madres para llevarle un kilo de yerba a su hijo, más allá de que se haya equivocado, es su hijo y ellos mezclan la yerba con el jabón. Esto es un pedido de las madres porque ellos son humanos”, finalizó.

Comentarios