*

Locales

Portada  |  15 diciembre 2020

Vecinos denuncian que el playón de la UNS se convirtió en un "boliche al aire libre"

Algunos de los residentes apuntan responsabilidades a las autoridades de la casa de altos estudios.

Un grupo de vecinos del barrio Universitario reclamaron que el playón de la Universidad del Sur se ha convertido en "un boliche al aire libre", con ruidos molestos que atentan contra el descanso nocturno o el desarrollo de otras actividades. En este sentido, apuntaron responsabilidades a las autoridades académicas.

Algunos de los residentes hablaron con Telefe Noticias para denunciar una situación que excede a las consecuencias de la pandemia y data de hace varios años.

"Se juntan varios autos a escuchar la música muy alto, a partir de la noche hasta la madrugada, y hemos llamado en reiteradas oportunidades porque esto es algo que sucede hace tres años y no recién ahora con el cierre del Parque por la cuarentena", indicó una de las vecinas presentes.

Según la mujer, ha llamado en reiteradas ocasiones a la Policía y desde la propia fuerza le manifestaron que "no pueden hacer nada porque no es jurisdicción de ellos".

"Nos comunicaron que la que tiene que accionar es la Universidad. El barrio le ha mandado cartas y no se ha obtenido ningún tipo de respuesta del ámbito académico", afirmó.

La vecina sostuvo que el rector, Daniel Vega, es quien "tendría que tomar la decisión de lo que está pasando".

Otra residente, consultada por este medio, comentó que los jóvenes y adultos que se dan cita al playón "no sólo escuchan música sino que se ponen a bailar como si fuera un boliche al aire libre hasta las 6 de la mañana".

"Es insoportable porque no se puede escuchar radio, mirar televisión o dormir", agregó.

Un vecino, con tono más duro en sus conceptos, destacó que el sector "se ha transformado en una rémora para la ciudad".

"Acá hay un sólo responsable. No le podemos echar la culpa a los chicos que vienen a la noche porque ellos hacen sus propias manifestaciones de diversión, pero lo que olvida la universidad es que las libertades de uno terminan donde comienzan los derechos de otros y eso no se está respetando", dijo con referencia al Consejo Superior de la casa de altos estudios.

El hombre consideró que el playón hay que cerrarlo cuando la UNS concluye su actividad y "abrirlo a las 6 o 7 de la mañana".

"Hace dos fines de semana esto fue un cachengue que no se podía estar", cerró indignado.

Comentarios