*

Locales

Portada  |  11 mayo 2022

Una ONG animalista denunció la muerte de varias mascotas en un móvil de castración

El reclamo apunta a la unidad veterinaria ubicada en los talleres municipales de Brickman 1650. “Ha fallecido una gatita, una perra caniche y ayer lamentablemente otra perrita. El problema parece que es de los animalitos chicos y las gatas porque los animales grandes salen bien; con los chiquitos no se si los pasan de anestesia o no”, dijo la integrante del Refugio "Los Perros de José" a Telefe Noticias.

Una ONG animalista de Bahía Blanca en las últimas horas denunció una supuesta mala praxis en el móvil de esterilización de canes y felinos que está ubicado en los talleres municipales de Brickman 1650.

Se trata del refugio denominado “Los Perros de José”, quienes advirtieron que “en menos de 15 días” murieron tres animales que habían sido llevados a castrar a esa unidad veterinaria. El reclamo lo inició una integrante en redes sociales, donde otros usuarios reportaron una problemática similar, y ahora podría llegar a la justicia.

“De lo que yo tengo entendido, de lo que estamos llevando nosotras con la ONG, ha fallecido una gatita, una perra caniche y ayer lamentablemente otra perrita. El problema parece que es de los animalitos chicos y las gatas porque los animales grandes salen bien; con los chiquitos no se si los pasan de anestesia o no”, explicó María del Carmen Cerquetella, representante de la organización, a Telefe Noticias.

Según la referente animalista, desde el móvil de castración adujeron que estos decesos fueron producto de “problemas cardíacos”.

Ante las sospechas de supuesta negligencia veterinaria, desde el refugio acudieron a un veterinario para que efectúe una autopsia a uno de los cadáveres, pero no se detectó si hubo un suministro incorrecto de la dosis en el acto anestésico.

“Ellos eso lo saben que en una necropsia no sale si lo pasaron de anestesia”, aseveró.

María del Carmen insistió en que su publicación cosechó varios mensajes de personas que al parecer acudieron a la misma unidad veterinaria y reportaron fallecimientos de mascotas.

“O trabajan apurados porque a las doce me tengo que ir. No se si es negligencia, inoperancia. Además de las muertes de estos animales que a nosotros nos pasó con la ONG, de tres casos en menos de 15 días, yo no digo que no puede pasar, pero tres casos en dos semanas es mucho”, exclamó.

La integrante de la ONG aseguró que en el móvil de castración de calle Brickman hay “maltrato y destrato” al público que aguarda el turno con su mascota.

“Están arriba pendiente de hacer su tarea y abajo pendientes de que, si tienen el bozal, sino lo tienen. Que sacáselo o ponéselo. O te dedicás a una cosa u a la otra. Si le ponés el bozal, el perro vomita y se puede morir con el vómito. Se lo sacás y te dicen que se lo dejes porque perdés tiempo”, manifestó.

Por todo ello, subrayó que la intención de la organización animalista es realizar una presentación formal en la justicia. Además, agregó que en una de las oportunidades vio al titular de Zoonosis “castrando porque no había ayudantes”.

Falta organización, insumos, gente. No tenés para sacar a un perro si entra en paro cardíaco. No tenés una balancita para pesar a un perro muy chiquitito que llega o uno grande para saber cuanta anestesia le tenés que poner”, concluyó.

Comentarios