*

Locales

Portada  |  28 junio 2022

Tarjetas SUBE: el paro de kiosqueros por ahora no se refleja en Bahía Blanca

El reclamo a nivel nacional de los comerciantes hace eje en un mayor porcentaje de ganancia en el servicio de carga que brindan en sus comercios. En la ciudad, aunque admiten que la problemática es la misma, no se refleja la medida de fuerza y el desempeño es normal.

Kiosqueros de todo el país desde este martes llevan a cabo la medida de fuerza de no cargar la tarjeta SUBE durante 72 horas, en reclamo de un mayor porcentaje de ganancia en el servicio de carga que brindan en sus comercios.

La resolución de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina se cumplirá desde hoy y hasta el jueves 30 de junio.

Desde UKRA explicaron que la medida de fuerza se ejecuta “para que se termine la especulación con las tarjetas SUBE, por un valor único en todo el país de las tarjetas, y que las empresas monopólicas no destruyan el sistema. Por esos motivos, debido a la falta de respuestas del Estado Nacional, vamos al ‘paro’ con el servicio de carga”.

Por el momento esta situación no encuentra correlato en la ciudad, según explicó el titular de Bahía Transporte Sapem, Federico Hartfield.

“Nos han informado de un paro a nivel nacional. En Bahía Blanca hemos hablado con varios kiosqueros y la verdad es que están trabajando normal. Obviamente en los puestos SUBE de Bahía Transporte se atiende también con normalidad. Tenemos crédito para la recarga y tarjetas también que estuvieron faltando un tiempo”, aclaró.

Al respecto, Hartfield sostuvo que hubo un faltante a nivel país durante casi dos meses por “un componente importado”. Ese inconveniente ya se subsanó y el sistema funciona de manera habitual.

Reclaman más comisión a la hora de la venta de crédito porque la comisión es muy baja y, en el caso de los quiosqueros que tienen que movilizar dinero para comprar saldo y después revender, ante esta crisis generalizada, lo que eligen es destinar esos fondos a otra mercadería que le da más ganancia y rotación”, puntualizó el representante de la firma transportista.

En tal sentido, aunque hizo referencia que el producto “funciona como gancho de venta” de otros artículos en el local comercial, Hartfield admitió que tanto Bahía Transporte Sapem como los comerciantes deberían percibir de Nación una comisión acorde. En el caso de la empresa una suma “que permita cubrir los gastos de los equipos que se utilizan o del personal destinado para ese fin”.

El kiosquero Juan Calandrino, por su parte, destacó a Telefe Noticias que por el momento los kiosqueros locales no se han puesto de acuerdo como para plegarse a la medida

La situación es exactamente la misma. Nos pagan el 0,8% de comisión que no existe y no tiene margen para nada”, aseveró.

El dueño del kiosco insistió que es ínfimo e imperceptible el excedente obtenido por las cargas y sirve nada más “para cambiar plata”. Se trata más de una actividad emparentada con “un servicio”.

Debería ser entre un 8 y un 10 por ciento para que tengamos un margen lógico para vivir y todos los impuestos que hay que pagar”, subrayó.

No obstante, Juan admitió que los porcentajes pueden variar conforme al barrio y a la ubicación estratégica del comercio en el distrito.

Consultado por una posible solución a corto plazo, el kiosquero se mostró escéptico “porque las empresas que lo manejan nunca lo resolvieron”.

Comentarios