*

Locales

Portada  |  01 octubre 2021

SUTEBA Bahía cuestionó la aplicación del plan Más ATR y de los Módulos FORTE

Son los programas que dispuso el gobierno provincial para la recuperación de contenidos escolares con clases los sábados y a contraturno. Para el gremio, no se tuvieron en cuenta la situación de las instituciones ni de las familias. “Es un recurso desperdiciado”, consideró una de las dirigentes.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) Bahía Blanca se manifestó en la mañana del viernes frente a la sede de la Jefatura Distrital de Educación en contra del manejo que las autoridades educativas hacen del programa Más ATR y de los módulos FORTE.

El gobierno provincial dispuso el dictado de clases presenciales los días sábados y a contraturno (Más ATR) y los Módulos presenciales de fortalecimiento de las trayectorias educativas (FORTE) para compensar las falencias de aprendizaje de miles de alumnos y alumnas durante el dictado de clases a distancia durante las etapas más graves de la pandemia en 2020 y 2021.

“Tampoco vienen a solucionar el tema del acompañamiento a la trayectoria educativa tan complicada para tantos alumnos y alumnas”, le dijo a Telefe Noticias la secretaria general del gremio, Ana Canullo sobre estos planes.

El SUTEBA asegura que la aplicación de esas disposiciones no tuvo en cuenta las limitaciones de infraestructura de las escuelas ni las posibilidades de las familias de las alumnas y los alumnos, para quienes, en muchos casos, es complicado organizarse para las nuevas rutinas.

“El balance es bastante negativo”, evaluó otra integrante del gremio, Analía Lusarreta.

“Se ha perdido mucho tiempo, consideramos que la creación de estos cargos ATR y Forte por fuera del estatuto (del docente), en condiciones precarias, sin los espacios adecuados, lamentablemente va a ser un recurso desperdiciado”, agregó.

Los módulos FORTE se implementaron a mediados de febrero y se extendieron hasta el 30 de marzo.

“O sea, todo un año directamente de inexistencia de la escuela se iba a resolver en menos de un mes y medio”, señaló Lusarreta.

La docente también explicó que el programa FORTE también sobrecargó de trabajo a los docentes, ya que significó aumentar su carga horaria.

En cuanto a las clases los sábados y en contraturno, las gremialistas señalaron que el gobierno no tuvo en cuenta la falta de infraestructura en muchas escuelas que, para cumplir con los nuevos cronogramas, debieron organizar nuevas clases sin contar con espacio suficiente.

“En la mayoría de las instituciones no tienen dónde trabajar, no tienen un espacio por afuera de las aulas”, puntualizo Lusarreta.

El programa también les causa problemas a las familias, aseguran desde el gremio, por las complicaciones que significa regresar a la escuela a contraturno, muchas veces recorriendo distancias de hasta 25 cuadras.

“Realmente creo que no se contempló en lo más mínimo a la hora del nombramiento de estos cargos la verdadera realidad”, concluyó la docente.

Comentarios