*

Locales

Portada  |  31 mayo 2021

"Nos parece un riesgo exponer a las personas en situación de discapacidad"

Para los integrantes del Observatorio de Discapacidad, la excepción de las clases presenciales en las personas con capacidades diferentes "no tiene sustento lógico".

Integrantes del Observatorio de Discapacidad que funciona en el ámbito del Concejo Deliberante cuestionaron hoy, en términos sanitarios, el regreso a clases presenciales para la educación especial en Bahía Blanca. En la actualidad, la Fase 2 sólo determina esta excepción de la vuelta a las aulas para la enseñanza destinada a personas con capacidades diferentes.

Tanto Graciela Guerra como Facundo Guerra, quienes integran la comisión de Educación del espacio, trasladaron el malestar de algunos padres que no están de acuerdo con esta modalidad.

“Observamos el decreto de necesidad y urgencia – tanto a nivel nacional como provincial -, donde se establece que los niños y jóvenes de la educación especial tienen que continuar con presencialidad, aunque sea la Fase 2. Son los únicos exceptuados y nosotros justamente lo que hacemos es trabajar por los derechos de las personas en situación de discapacidad”, dijo.

En este marco, lo definió como “una cuestión de derechos humanos” y sostuvo que “hace ruido” que este segmento deba acudir a las instituciones educativas “y el resto no”.

“El riesgo médico es como el de cualquier ser humano. Educación especial es un término muy amplio y no abarca solamente la escuela especial sede sino también todos los niños, niñas y jóvenes en propuesta de inclusión en distintos niveles”, argumentó.

Según Graciela, la decisión “no tiene sustento lógico” en una coyuntura signada por la gravedad sanitaria.

“Un mes de no presencialidad ¿les va a afectar mucho en el aprendizaje? “¿No es mejor priorizar su salud?”, se preguntó.

En tal sentido, los participantes del observatorio se reunirán con autoridades educativos para trasladar la inquietud y evaluar los próximos pasos a seguir.

Por su parte, Facundo Guerra, consideró que el acento tiene que estar colocado en “las medidas de cuidado” frente al escenario de pandemia.

“No entendemos cómo podemos priorizar condiciones de presencialidad cuando para todo el resto está la excepcionalidad”, aseveró.

Y concluyó: “Es claro que muchas familias por ahí no tienen una comprensión muy trabajada de lo que tiene que ver con esta cuestión de derechos. El derecho a la educación es totalmente importante y no estamos diciendo que no haya educación, pero nos parece un riesgo exponer a las personas en situación de discapacidad”.

Comentarios