*

Locales

Portada  |  05 octubre 2021

“Pensé que no había nadie, y no escuché gritos”, dijo un vecino sobre el trágico incendio

Marcelo vive en una casa lindera a la de Sáenz Peña 730 donde esta mañana el fuego les causó la muerte a cuatro niños y tres adultos de una misma familia. Asegura que no escuchó llamados de auxilio y que no se explica cómo no reaccionaron antes de que las llamas se extendieran. La casa había sufrido otro incendio en 2020, en ese caso, por un desperfecto eléctrico.

“No pensé nunca que los chicos estaban adentro, que ellos (por los dueños de la casa) estaban adentro. Pensé que no había nadie”.

Impactado por la tragedia como el resto del barrio y de la ciudad, Marcelo, un vecino que comparte medianera con la familia que falleció esta mañana en un incendio en su vivienda de Sáenz Peña al 700, le contó a Telefe Noticias cómo se enteró de lo que estaba ocurriendo y cuáles fueron sus primeras impresiones mientras intentaba combatir las llamas.

“Me golpearon la puerta con alevosía; salgo a la vereda y la vecina de la otra casa me dice ‘se está prendiendo fuego la casa de Claudia’”.

El vecino se acercó al frente de la vivienda y vio que las llamas ya habían tomado casi por completo la construcción.

“Yo pensé que no había nadie por la forma en que se estaba prendiendo, y no escuché gritos”, aseguró.

El amigo de la familia no le encuentra explicación a por qué ninguno de los tres adultos presentes atinó a hacer nada o a pedir ayuda antes de que el fuego se extendiera por las habitaciones.

“Aparentemente el fuego consumió todo, pero ellos... no sé si estaban despiertos, si estaban durmiendo...”

Marcelo contó que la noche previa a la tragedia, su hija Gisella había cenado en esa casa con los vecinos.

Al terminar el encuentro, Claudia, la vecina, había acompañado a Gisella, que usa una silla de ruedas, hasta su casa y había conversado unos minutos con él y su familia.

“Ellos estaban lúcidos, no puedo decir que hubieran ingerido alcohol (como para no darse cuenta del incendio”, aseguró Marcelo.

El vecino también recordó que el año pasado, la misma casa había sufrido un incendio, en esa ocasión, por causa de una falla eléctrica.

“Cuando se prendió fuego la primera vez, que fue un desperfecto eléctrico, estaba Antonio (el nene de 11 años) y ahí alcanzamos a sacar a las criaturas (…) Ahora no sabría decirte qué pasó...”, concluyó Marcelo.

Como consecuencia del incendio, fallecieron la dueña de la vivienda, Claudia Sepúlveda; su pareja, Darío Saenz; la hija de Claudia, Atonella Balestra, y los niños Jonathan Castillo (8 años), Milagros Lucia (9), Jesús Antonio Gómez (11) y una niña de 2 años, que llegó a ser trasladada al hospital municipal, pero no pudo ser reanimada.

Comentarios