*

Locales

Portada  |  19 noviembre 2021

Midgets solidarios: reúnen ayuda para la obra de Naty Petrosino en Formosa

Esta noche y el viernes que viene, representantes del legado de la benefactora bahiense recibirán aportes de la gente que se entregarán en Formosa. Los organizadores también están reuniendo ayuda en la región.

Quienes esta noche asistan al espectáculo de los midgets en la pista de Aldea Romana, podrán colaborar con los sucesores de la obra de Naty Petrosino en Formosa, con el aporte de alimentos no perecederos y comestibles para las fiestas de fin de años. 

El Club Midgistas del Sur cedió un espacio en los tres ingresos al predio para que, entre las 17 y las 21, representantes del grupo de ayuda reciban ayuda en forma de alimentos no perecederos que serán destinados a unas 900 familias del pareje El Divisadero, en la provincia del Noreste.  

La campaña se repetirá en la 3º fecha de la competencia, el viernes de la semana que viene. La meta es completar un camión con ayuda que partirá el 3 de diciembre.  

La campaña ya está en marcha y los resultados son tan positivos como los que históricamente conseguía Naty. 

“Siempre maravillándonos día a día. Hay un movimiento muy lindo”, le dijo a Telefe Noticias Juan Petrosino, hijo de Naty y continuador de su organización humanitaria.  

El grupo también está recolectando ayuda en la región: este fin de semana estará en Salliqueló; el próximo fin de semana, en Dorrego, y el domingo en Tandil. 

“Muy felices, y felices de la gente. La respuesta siempre fue inmediata y, con eso, es mucho más simple empezar a recaudar, empezara a hacer”, señaló el organizador.  

La colecta es para reunir alimentos no perecederos, pero también, los productos típicos de Navidad, para que esas familias puedan celebrar las fiestas de fin de año. 

“El que pueda, panes dulces, un budín, golosinas... Es más que nada para los chicos”, apunta Petrosino. 

Aunque la ayuda es esencial para los beneficiarios, el aporte que con el esfuerzo de quienes colaboran y de quienes organizan el viaje llega a reunirse, resulta apenas un paliativo para una zona donde las necesidades son muchas. 

“Nunca alcanza, pero lo lindo es poder hacer esta fiesta en un año tan particular. Así que estamos muy felices”, manifestó Juan. 

Comentarios