*

Locales

Portada  |  02 junio 2021

Más de 5.000 personas mintieron en la Provincia para vacunarse: ¿qué ocurrió en Bahía Blanca?

Cuando una persona llega a una posta vacunatoria, si es menor a la edad del criterio de vacunación "se le pide un certificado que demuestre la patología que aduce".

Más de 5.000 personas que se habían inscripto para recibir en forma prioritaria la vacuna contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires no pudieron validar su registro en las postas de vacunación.

La situación fue informada a través del sistema que se utiliza en la inscripción al Buenos Aires Vacunate y el control de las constancias en los centros de vacunación.

Según se indicó, al inicio de esta semana el ministerio de Salud bonaerense llevaba aplicadas 3.688.855 vacunas de la primera dosis contra el COVID-19.

De las personas que las recibieron, 1.314.194 tuvieron que presentar una constancia que acreditara la existencia de una condición de riesgo para tener prioridad en la vacunación. De ese total, 5.256 personas no contaban con documentación sobre la enfermedad preexistente o no quisieron firmar la declaración jurada en la posta de vacunación. El resto era mayor de 60 años y sólo con la identidad, acreditó su condición de riesgo para vacunarse con prioridad.

Esta situación, según detalló el Director de Región Sanitaria I, Maximiliano Núñez Fariña, no se registró en Bahía Blanca. "No hemos tenido ese inconveniente".

Núñez Fariña detalló que cuando una persona llega a una posta vacunatoria, si es menor a la edad del criterio de vacunación "se le pide un certificado que demuestre la patología que aduce".

No obstante, el funcionario provincial indicó que "el espíritu hoy es vacunar" y, en el último de los casos, si la persona no tiene forma de acreditar la patología descripta, se le hace firmar un consentimiento.

Cabe destacar que a partir de esta semana, además de los grupos de riesgo ya conocidos, comenzó la prioridad a mujeres embarazadas, personas de entre 50 y 60 años con o sin enfermedades preexistentes y pacientes de entre 18 y 49 años con comorbilidades. 

Asimismo, vuelven a ser prioridad los docentes y los efectivos de las fuerzas de seguridad.

Comentarios