*

Locales

Portada  |  07 octubre 2021

"Lo hicieron por venganza", asegura un familiar de las víctimas fatales del incendio

Alejandro, en medio del dolor irreparable de haber perdido en la tragedia a sus hijos y nietos, descartó que el siniestro de Sáenz Peña al 700 haya sido un accidente y sostiene que "fue propósito".

Los familiares y allegados de las víctimas fatales del conmocionante incendio en Villa Ressia se concentraron esta tarde para rendirle homenaje a las siete personas fallecidas.

Durante el transcurso de una jornada sentida, entre sollozos y algunos silencios elocuentes, el sentimiento de los presentes resultó unánime: creen que la tragedia de calle Sáenz Peña al 700 no fue accidental y robustecen la sospecha de una “venganza”.

Alejandro, que perdió a gran parte de su familia en el siniestro, en medio de su profunda tristeza, descartó que el fuego en el inmueble se haya desatado por un cortocircuito.

“A mí me dicen que fue por un corte de luz, por el medidor, pero eso no puede ser nunca. Eso fue a propósito, lo hicieron por venganza, pero el que lo haya hecho lo hizo mal porque no solamente mató una vida a la que tenía bronca u odio y espero que Dios quiera que le esté cambiando la cabeza porque mató a cuatro chicos que no tienen culpa de nada y eran ángeles”, remarcó.

En tanto que María Ester López, tía de Alejandro, opinó en esta sintonía: “Tiene que haber Justicia porque son siete personas y, como decía Alejandro, no fue un cortocircuito, fue intencional porque hay personas que vieron”.

La hipótesis de la familia por el momento no es abonada por la Fiscalía, más allá de la versión de una vecina que puso en el centro de la escena a una supuesta expareja que habría amenazado de muerte a una de las personas fallecidas.

Las pericias de los bomberos del Cuartel Central y de la sede de La Plata hasta ahora no han exhibido “nada concluyente”, y todo queda sujeto a la espera de lo que puedan arrojar las muestras tomadas por Policía Científica.

“Quiero verle la cara a la persona que hizo esto, me destruyó la vida y a toda mi familia, no puedo más. Ya no siento nada más”, pidió María (la mamá de Alejandro) entre lágrimas.

Comentarios