*

Locales

Portada  |  06 diciembre 2020

Caos, alcohol y varios detenidos en una fiesta clandestina en Los Chañares

La policía y agentes municipales realizaron durante la tarde del sábado un operativo que se prolongó por espacio de cuatro horas.

En las últimas jornadas se acrecentó la preocupación de las autoridades municipales por la riesgosa proliferación de fiestas clandestinas masivas en distintos puntos de la ciudad, que desafían las recomendaciones sanitarias frente al coronavirus.

En la tarde del sábado se registró un lamentable episodio en el barrio Los Chañares, con una aglomeración obscena de personas que derivó en escándalo y algunas detenciones, entre ellas la del organizador del evento no autorizado.

Fuentes policiales confirmaron a Telefe Noticias que todo arrancó con varios llamados al 911 a las 18 horas, donde los vecinos alertaban de una fiesta clandestina en calle Sixto Laspiur al 5.300, "con masiva concurrencia" y varios vehículos estacionados en el sector.

El personal de la Comisaría Séptima que concurrió al lugar, junto con móviles del Comando de Patrullas, advirtió que habían "entre 150 y 200 personas" y más de 60 rodados estacionados en el interior.

Por ello se activó el protocolo requerido y hubo una derivación al área de Fiscalización Municipal, que también se hizo presente en las afueras del inmueble. A través del tejido perimetral, tanto la policía como los agentes municipales constataron más de un centenar de jóvenes, entre hombres y mujeres, con la música a todo volúmen y con bebidas alcohólicas en su poder.

Desde la fuerza se informó que, ante la imposibilidad de dar en ese momento con el dueño de la propiedad u el organizador, se apeló a un trabajo de concientización con las distintas personas que iban llegando al ingreso.

En el transcurso de las tareas que se extendieron por más de cuatro horas, los uniformados y el personal municipal recibieron todo tipo de agravios e insultos por parte de algunos presentes.

Al no poder hacer cesar la fiesta o conseguir que se desalojara el inmueble, se puso en conocimiento al Juzgado Federal para que transmita las directivas correspondientes.

Los inspectores de la Guardia Urbana montaron retenes en las proximidades de la propiedad para efectuar controles de alcoholemia a los que optaban por retirarse.

Algunos revoltosos, fuera de sí, arremetieron contra los uniformados e intentaron agredirlos. Estos terminaron detenidos.

La situación se tornó tan caótica que uno de los concurrentes, para evitar la demora en el control procuró atropellar con el vehículo a los agentes que permanecían apostados allí. También en este caso se efectivizó su detención.

De esta forma, diez personas entre hombres y mujeres fueron trasladadas a la dependencia policial por infracción al artículo 205 del Código Penal, y otras tres por Desobediencia y Resistencia a la Autoridad. También se incautaron tres vehículos por alcoholemia positiva.

Además, la policía pudo identificar al presunto organizador del evento clandestino y lo aprehendió. Se trata de Francisco Cura (24).

Todos quedaron a disposición de la Fiscalía N°15 y el Juzgado Federal N°2.

De acuerdo a la información recolectada con los vecinos, la descontrolada fiesta habría arrancado a las 11 de la mañana.

Comentarios