*

Locales

Portada  |  25 noviembre 2021

Kiosqueros bahienses en alerta con un proyecto de ley del Gobierno bonaerense

Se trata de la iniciativa enviada a la Legislatura provincial que busca prohibir la venta de cigarrillos en lugares ubicados a menos de 100 metros de escuelas de nivel básico y medio. Los comerciantes creen que, de aprobarse la propuesta, se verían afectadas las ventas y la clientela habitual del rubro.

En las últimas horas se conoció el proyecto de ley que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires envió a la Legislatura provincial para fijar nuevas restricciones a la venta, publicidad y exhibición de productos de tabaco en el territorio bonaerense.

La iniciativa puso en estado de alerta los kiosqueros, distribuidores, gremios del sector e industrias porque apunta a prohibir la venta de cigarrillos en lugares ubicados a menos de 100 metros de escuelas de nivel básico y medio.

La propuesta también hace eje en restringir la venta de cigarrillos sueltos o fraccionada, en la creación de una cuenta especial para fondos generados por multas; y a su vez impulsa a los municipios a disponer de un área de control de tabaco.

Telefe Noticias salió a recorrer algunos comercios de Bahía Blanca y a recoger la opinión de representantes del rubro. Como podía esperarse, los testimonios de los comerciantes fueron contrarios a la implementación de esta ley y remarcaron que podrían verse afectadas tanto las ventas de otros productos como la clientela.

“No creo que se pueda aceptar bastante porque se trabaja mucho con el tema del colegio, de las zonas, se venden muchos cigarrillos y no me parece que sea una ley que ayude porque tenemos una estación de servicio y otros más que venden. Así que no lo veo como algo lógico porque el quiere fumar, camina dos cuadras de más, compra y fuma”, sostuvo una kiosquera.

Otro comerciante, en tanto, remarcó que la propuesta impactará de lleno en las arcas del negocio porque muchos de ellos se manejan con clientes habituales “y de años”.

“Ese cliente está acostumbrado a venir acá donde tenemos un trato y compra cigarrillos, se lleva la golosina y la bebida. De pronto, ahora va a tener que desdoblar el tiempo que usa para hacer las compras y alejarse de su radio”, aseveró.

“Los chicos, al estar en un establecimiento educativo – si saben que acá no hay – no van a dejar de fumar porque no haya acá. La ley es bastante inconsistente porque caminás un poco más y te la comprás en cualquier lugar”, agregó el kiosquero consultado.

El último comerciante requerido de opinar al respecto subrayó que en su local no se le vende productos de tabaco a menores y en cuanto a los adultos, las ventas sueltas o fraccionadas “son muy pocas”.

“Todos los que vienen a comprar son adultos y saben lo que les puede pasar fumando. Todo el fumador siempre lleva una golosina, una pastilla o un chicle por el tema del aliento, entonces sí afecta porque me sacaría otras ventas, no solo las de atados”, concluyó.

Los comerciantes de la de la Unión Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) realizaron una fuerte crítica sobre la iniciativa, y recordaron que la ley nacional de control de tabaco 26.687 y la norma provincial pertinente "ya regulan de manera restrictiva sobre este aspecto".

De esta manera, consideraron innecesaria y perjudicial" la nueva normativa, al advertir que "afectaría de manera directa el ejercicio de los más de 26.000 puntos de venta en la Provincia".

Comentarios