*

Locales

Portada  |  15 marzo 2022

Drama en la sociedad de fomento del Noroeste: la sede, al borde del remate

"Desde diciembre, que fue cuando nos enteramos, a ahora hemos hecho todos los esfuerzos para juntar la mayor cantidad de dinero posible; pero es casi 600 mil pesos y es muy difícil de juntarlos en tan poco tiempo como para poder evitar el remate”, dijo Marcelo Pereyra Azzaro, titular de la entidad barrial.

La sede donde funciona la Sociedad de Fomento del Barrio Noroeste está cerca de ser rematada a raíz de un fallo por un juicio laboral.

En diciembre del año pasado la actual comisión directiva había recibido una notificación de la Justicia que instaba a efectivizar un pago cercano a los 600 mil pesos para evitar ir a un remate.

La génesis del conflicto data de algunos años atrás con una empleada que percibía un plan de voluntariado municipal para trabajar en la sala y decidió entablar una demanda en aquel entonces.

“Ni la comisión de ese momento ni el Municipio se han hecho cargo de la situación y ha terminado, después de casi nueve años, en un remate de la sede y me parece que es una locura”, explicó Marcelo Pereyra Azzaro, quien es el titular de la entidad barrial de calle Líbano al 500.

El presidente de la sociedad de fomento reconoció que hasta el momento han podido reunir 200 mil pesos y el 6 de abril es la fecha límite que puso la Justicia para cristalizar un pago que ronda los $600.000.

“La verdad que estamos cerca de la fecha límite del remate y es una situación bastante delicada. Desde diciembre, que fue cuando nos enteramos, a ahora hemos hecho todos los esfuerzos para juntar la mayor cantidad de dinero posible; pero es casi 600 mil pesos y es muy difícil de juntarlos en tan poco tiempo como para poder evitar el remate”, lamentó.

Pereyra sostuvo que la comisión negoció un pago en dos cuotas, algo a lo que se opuso de manera rotunda la parte demandante.

“Hemos hecho cenas, abrimos una cuenta bancaria para que los vecinos puedan donar y de diciembre a ahora imagínate, que, con las vacaciones, hemos reunido 200 mil pesos que es un montón para nosotros, pero es la mitad de lo que necesitamos juntar para poder pararlo y para darle a esta persona lo que está pidiendo”.

El titular de la entidad barrial consideró que, de llevarse a cabo el acto jurídico, sería un “despropósito”.

“Tenemos una cuenta para que donen los vecinos. Tuvimos que hacer una comisión reguladora e hicimos todo muy rápido con los papeles. La gente fue donando, hicimos cenas, pero es mucho dinero en tan poco tiempo”, agregó.

La comisión directiva solicitó una reunión con la Secretaría de Gobierno del Municipio, ya que allí funciona una sala médica desde 1934. En este sentido, aguardan “una respuesta” del Ejecutivo.

“Hablamos con el abogado de la mujer y lo último que nos ha dicho es que la señora quiere todo el dinero que le corresponde por el juicio. Nosotros necesitamos que se ablande un poco y nos dé un poquito de tiempo. Hemos demostrado capacidad de reunir la plata y necesitamos ese plazo como para que todos salgan ganando”, completó.

Comentarios