*

Locales

Portada  |  19 octubre 2021

Día Mundial del cáncer de mama: el relato de una bahiense que venció a la enfermedad

"Hay que pensar que, con un diagnóstico temprano y con un tratamiento de acuerdo con el caso de cada una, se puede", sostuvo Fabiana Lagonegro a Telefe Noticias.

Hoy 19 de octubre es el Día Mundial del cáncer de mama, una fecha en la que se busca visibilizar y sensibilizar sobre este problema de salud y, además, concientizar respecto de la importancia de realizar controles periódicos para una detección precoz.

Según datos brindados por el Instituto Nacional del Cáncer, el tumor mamario es el de mayor incidencia en Argentina y representa casi un tercio de los cánceres más comunes del sexo femenino

Fabiana Lagonegro es una bahiense que, a partir de un diagnóstico temprano y un posterior tratamiento, pudo librar una estoica y dura batalla contra esta enfermedad.

“Fuimos con mi cuñada a buscar el resultado al patólogo, de ahí nos trasladamos a ver a mi ginecólogo, Pablo Lejarraga, quien no estaba. Entonces abrimos nosotras el sobre y ahí me encontré con la noticia. Salí de ahí y me dije ‘por qué a mí’, fue como un baldazo de agua fría”, explicó Fabiana a Telefe Noticias.

En ese instante, la mujer sintió que su mundo se derrumbaba con la misma facilidad con la que un soplo de aire precipita un castillo de naipes. En su cuerpo se instaló un cúmulo de sensaciones y pensamientos presagiando lo peor.

Sin embargo, a partir de tratarse, poco a poco ese sentimiento de incertidumbre fue cediendo paso a la esperanza.

“Otra cosa que me pasó en ese momento fue imaginarme mutilada y pelada, pero mirá (señalándose su cabellera), se puede, hay que ponerle optimismo, actitud y garra”, sostuvo Fabiana.

Y añadió: "Hay que pensar que, con un diagnóstico temprano y con un tratamiento de acuerdo con el caso de cada una, se puede. Después podemos estar acá como estoy ahora charlando con vos, volví a mi trabajo y estoy con mis hijos, mi familia y mi marido”.

En este marco, los profesionales recomiendan la realización de controles anuales a todas las mujeres a partir de los 40 años o antes, si es que registran antecedentes de cáncer de mama en su familia.

Si bien existen hábitos que, a largo plazo, pueden reducir el riesgo de la enfermedad – como hacer actividad física, limitar el consumo de alcohol, una alimentación equilibrada y saludable, evitar el sobre peso y el tabaco – esta clase de cáncer es difícil de prevenir en un ciento por ciento, ya que también intervienen factores ambientales, y genéticos, algunos de los cuales se desconocen.

Por ello, es clave realizar los controles médicos correspondientes conforme a la edad y antecedentes, ya que la mejor herramienta para disminuir la mortalidad por cáncer es el diagnóstico precoz. En tal sentido, juega un rol principal la mamografía.

“Es el día de hoy que, con quienes lo están pasando, esa charla e intercambio está bueno porque decís ‘yo ya lo pasé’ y ‘dame un consejo o te doy uno yo’ o ‘decime qué puedo hacer’ desde el detalle mínimo. Y por otro lado la posibilidad de tranquilizar a la otra persona que está pasando lo mismo y se le generan muchas dudas con el temor a la muerte o a lo que se viene, pero se puede…”, concluyó Fabiana.

Comentarios