*

Locales

Portada  |  14 abril 2022

Cuatro niños terminaron lesionados por la caída de una ventana en una escuela céntrica

El grave episodio sucedió ayer por la tarde en la biblioteca de la Escuela N°4. Tres nenes y una nena de segundo grado sufrieron lesiones leves y algunos cortes.

Tres niños y una niña, de entre 6 y 7 años, resultaron heridos en la víspera tras la caída de una ventana en un establecimiento escolar céntrico de Bahía Blanca.

Según información confirmada a Telefe Noticias por la presidenta del Consejo Escolar, Lorena Mishevitch, el hecho que pudo haber derivado en una tragedia se registró en la Escuela N°4, de Lamadrid 154, mientras un grupo de alumnos de segundo grado (turno tarde) se encontraban en la sala de biblioteca.

“Ayer más o menos 15:40 me llamó la directora para avisarme que se cayó una de las ventanas de madera de la biblioteca donde estaba un segundo grado trabajando ahí y había nenes cerca. Me fui corriendo para la escuela y, en el trayecto, llamé al Jefe de Infraestructura provincial, en eso también se comunicó la inspectora de área que quedamos en encontrarnos en el establecimiento”, describió la funcionaria a esta redacción.

Y agregó: “Cuando llegué veo a los nenes que las ventanas los rozó porque gracias a Dios fue un roce, estaban los papas que fue lo primero que me preocupó de ver como estaban los chicos. Eran tres niños y una nena”.

Mishevitch comunicó que la pequeña presentaba “un pequeño corte en el cuero cabelludo” y el resto de los nenes algunos golpes leves. Las autoridades escolares de inmediato activaron el protocolo y alertaron a los servicios de emergencia.

“También llegó el arquitecto de Infraestructura y estuvo mirando el problema. Es el desastre natural de la madera que, a veces a simple vista, no se nota. En esa escuela hace casi tres años se hizo un cambio de aberturas”, puntualizó.

La titular del Consejo Escolar señaló que intervino un proveedor, de forma momentánea, para levantar y trabar la ventana caída hasta el próximo lunes. En esa fecha está previsto llevarse a cabo un relevamiento preventivo de ese sector y el resto de las instalaciones para verificar las condiciones edilicias.

“Ayer lo primero que hice fue hablar con las mamás que se comportaron bárbaro. Se les explicó y ofrecí mi celular personal que, en caso de ser necesario, se comuniquen conmigo y si deciden ir a hablar al Consejo Escolar las puertas están abiertas. No hubo quejas y sí se hizo que los papás de segundo grado entraran a la hora de la salida para informarles con las autoridades como corresponde”, dijo.

La referente del organismo educativo, a pesar de esta inspección, garantizó el lunes el normal desarrollo de las clases.

“En planta baja donde están las aulas ya hubo cambio de aberturas. Esto pasó en planta alta donde está la biblioteca, pero, de todas maneras, el relevamiento yo lo pedí igual porque necesitó saber en qué condiciones están y si hay un arreglo para hacer”, finalizó.

El recuerdo del año pasado todavía está presente con la ventana de considerables dimensiones que cayó en un aula de la Escuela N°5, de la calle Darregueira al 400, y terminó con una niña de 11 años lesionada.

La menor sufrió un profundo corte en el cuero cabelludo a raíz del elemento que se desprendió y dio de lleno en su cabeza.

Comentarios