*

Locales

Portada  |  23 abril 2021

No descartan que en Bahía exista "circulación comunitaria" de la cepa Manaos

“Que haya una cepa Manaos da una explicación de por qué tenemos tantos casos y seguramente que tenemos más casos en la ciudad. Es muy probable que haya circulación comunitaria porque uno ve diferencias a como circulaba el virus el año pasado”,dijo la infectóloga Laura Spadaro a Telefe Noticias.

Ayer Telefe Noticias anticipó que un laboratorio privado local detectó el primer caso de la cepa de Manaos en Bahía Blanca, una de las variantes más temidas de coronavirus y con alto poder de contagiosidad. Al respecto, la infectóloga del Hospital Municipal, María Laura Spadaro, consideró como “muy probable que ya haya circulación comunitaria” en la ciudad.

“No nos tenemos que preocupar por la cepa sino por un relajamiento total de la preocupación que hay en la ciudad, donde los hospitales están llenos y principalmente las terapias intensivas. Es como si uno ve la situación de octubre del año pasado que fue grave. Estábamos con la cabeza mucho más consciente y ahora, con una situación que es el doble o triple de grave vemos una relajación de las medidas de prevención”, señaló la especialista.

Spadaro remarcó que este escenario es grave, dado que una persona que presente una descompensación en su cuadro de COVID-19, “no va a recibir la atención que necesita”.

“Lo de la cepa Manaos es un dato a tener en cuenta. Por ahí explica porque los casos aumentan de forma tan exagerada, porque sabemos estas cepas diferentes tienen una contagiosidad un poco mayor pero no cambia eso en cuanto los tratamientos que requieren los pacientes con coronavirus”, dijo.

La profesional consideró la posibilidad que haya otros contagios en la ciudad con presencia de la variante brasilera, dado que la muestra positiva se obtuvo sobre una porción de los casos confirmados “y eso no se está haciendo claramente con los 400 casos por día que tenemos”.

“Que haya una cepa Manaos da una explicación de por qué tenemos tantos casos y seguramente que tenemos más casos en la ciudad. Es muy probable que haya circulación comunitaria porque uno ve diferencias a como circulaba el virus el año pasado”, argumentó.

Consultada por su poder, respondió que “todavía no hay publicaciones de que la gravedad sea mayor”.

“El problema es que es muy difícil de analizar porque la gravedad del COVID, muchas veces, tiene que ver con que el sistema de salud no alcance. Si uno mide la mortalidad, no siempre aumenta porque el virus es más agresivo, sino porque, en ocasiones, las personas que están graves no reciben la atención indicada”, agregó.

Spadaro trazó un paralelismo con el año pasado y, en ese sentido, enfatizó que el panorama “era mejor” y “con mayores restricciones”.

No se explica mucho cómo se están tomando las decisiones porque la cantidad de casos vienen en camiones y las restricciones en bicicleta”, sentenció.

La infectóloga informó que el Hospital Municipal aumentó las camas en de la sala COVID (de 17 a 22) para descomprimir la guardia. Según dijo, hoy en el centro médico hay más de 20 pacientes internados y en el área de terapia intensiva no hay camas, en caso de que se agrave la condición de salud de uno de ellos.

“Muchos de los pacientes que requieren oxígeno, están en la sala con un sistema de oxigenación (cánula de alto flujo de oxígeno) especialmente desarrollado en el hospital, que nos dio más posibilidades de atender aquellos graves”, describió.

En este marco, Spadaro mencionó como una probabilidad que los pacientes que acudan al nosocomio con patologías no COVID-19, queden más tiempo en la guardia. No obstante, recalcó que “siempre se trabaja con tope de internación”.

La mayoría de las personas internadas no son del grupo de vacunación, sino que son aquellas que están en el rango entre los 40 y los 60 años, que tienen enfermedades o comorbilidades. También hay ancianos que van apareciendo, ya que hay muchos que todavía están con las primeras dosis de vacunación y no han completado sus esquemas”, completó.

Comentarios