*

Locales

Portada  |  14 enero 2022

¿Cómo se vive sin luz ni agua en pleno verano? El drama de los vecinos de Más Barrios II

En medio de la agobiante ola de calor que invade a la ciudad, Telefe Noticias se trasladó hacia el sector de La Toma para conocer la realidad de sus residentes.

La intensa ola de altas temperaturas que azotan a la ciudad generó múltiples inconvenientes en los distintos usuarios de la ciudad que habitualmente disponen del suministro eléctrico y la red de agua potable. Estos efectos también impactan sobre las familias que residen en la toma denominada Más Barrios II, quienes desde la concepción del barrio se acostumbraron a subsistir sin los servicios esenciales y en condiciones vulnerables.

Los residentes del cuadrante que comprende Avenida Arias, Fitz Roy, las vías y Undiano reclaman poder tener acceso a la luz y el agua; así como también la atención del Municipio en aspectos relacionados con la limpieza del sector.

“Nosotros desde el año pasado venimos quejándonos con los vecinos por la luz que nunca pasó por acá. Venimos bregando el año pasado también por el agua ya que hay una canilla que se tiene que abrir y no se abre por ABSA. El tema de las calles también porque no pasan a regar, no traen un contenedor y los vecinos tiran la basura así nomás”, destacó Maicol (vecino) a Telefe Noticias.

El hombre sostuvo que sus hijos sufren mucho con las altas temperaturas, sobre todo cuando los rayos solares calientan las chapas que ofician de techo de su vivienda.

“Hay muchos vecinos que se fueron por el tema del agua y la luz. Hay mucha gente que quiere venir a construir, pero no se quedan por esto. La luz la tenemos a medias, porque la traemos de allá donde está el cable negro y con el agua hay poca presión, tenemos que estar tres horas para llenar los tachos que tengo”, señaló Nazareno, otro residente del barrio, a este medio.

Según explicó, la empresa Aguas Bonaerenses (ABSA) – al momento de instalarse las primeras construcciones – cerro la llave principal “porque se robaban las canillas”.

“Las cañerías están. Hay una llave que en su momento nos cobraban 15 mil pesos para traerla, que es una llave que solamente tienen los de ABSA y en este momento no sé cuánto nos van a cobrar para abrirla y tener más caudal”, remarcó.

Selva, otra vecina de la Toma, indicó que tanto el verano como el invierno representan un verdadero “sufrimiento” para los ocupantes de la zona. Este inconveniente impacta de lleno en los niños, adolescentes y adultos mayores.

La mujer reconoció que todos los días debe adquirir bidones de agua potable, ya que el escaso líquido que sale “no es apto para el consumo humano”.

En cuanto a la energía eléctrica, Selva manifestó que EDES se excusó de otorgar el servicio porque “querían que sea más poblado” el sector.

“Viene gente de otro lado y nos tira la basura y animales muertos. Nosotros no somos el basurero de Bahía Blanca. Acá algunos tenemos la casa humilde, pero queremos vivir bien”, aseveró.

En este marco, los tres representantes solicitaron que la comuna acerque un contenedor para ubicar los residuos y que acuda con regularidad un camión recolector “como ocurre en otras partes de la ciudad”.

“Nosotros somos gente que vive en otra parte de Bahía, está bien que esto es una toma y me podés correr (sic) con esta excusa, pero vive mucha gente acá y necesitamos los servicios”, dijo.

Y concluyó: “Si tenemos que pagar la luz, vamos a pagarla. Vos ves casas humildes, pero acá toda la gente trabaja y ni vivimos de arriba o de planes”.

Comentarios