*

Locales

Portada  |  07 marzo 2022

Cómo afecta la guerra de Rusia y Ucrania en el precio de los huevos y el pan de Bahía

Lo que debería ser una buena noticia para un país exportador de trigo como la Argentina se convierte en una amenaza para el presupuesto de los hogares. En tanto que para los productores avícolas, el aumento del precio del maíz, genera aumentos en los maples de huevos.

Las consecuencias de una guerra a 13 mil kilómetros ya se sienten en los bolsillos de los  argentinos. Pasaron diez días del conflicto Rusia-Ucrania, del cierre de los principales puertos exportadores sobre el Mar Negro y el Mar de Azov y, de la consecuente, interrupción de su comercio internacional.

La incertidumbre altera a los mercados y el trigo pasa de valer 329 a 495 dólares la tonelada. Lo que debería ser una buena noticia para un país exportador de trigo como la Argentina se convierte en una amenaza para el presupuesto de los hogares: con la suba del trigo, aumenta el precio de la harina, el pan y los huevos.

Al respecto, Pablo Césari, dueño de una panadería de Bahía Blanca, explicó que los países que protagonizan el conflicto bélico son grandes exportadores de trigo. "Se habla de que exportan el 30% de la producción mundial".

Al existir dicho faltante por la guerra que afecta a Rusia y Ucrania "se levantan todos los precios y eso nos incide a nosotros".

A principios de febrero una bolsa de Harina 000 se pagaba $1.200, y actualmente, la misma bolsa cuesta más de $1.800.

Ceéari señaló que al haber faltante del producto, es difícil trasladarlo a los precios de los panificados, aunque estiman que la suba oscilaría entre el 20% y el 25%.

Por su parte, Ricardo Cangelosi, productor avícola, explicó que por una sobreoferta que se produjo, los precios estaban muy bajos lo que generó pérdidas en los productores.

En lo que va delo últimos meses los huevos sufieron una suba del 50% en su valor, aunque Cangelosi aseguró que el valor puede aumentar un poco más.

Asimismo, el productor avícola explicó que con el conflicto de Rusia y Ucrani "los comodities subieron mucho". 

El máiz, alimento de las gallinas ponedoras, pasó de costar Us$220 a Us$315. Sin embargo, Cangelosi reconoció que la suba de esos valores ya los están pagando los productores, pero aún no se han trasladado a los maples.

A ello se suma la ola de calor de enero, que mató a más de 3 millones de ponedoras.

Comentarios