*

Locales

Portada  |  10 agosto 2022

Comenzó el juicio contra el acusado de arrollar y matar a joven a la salida de una cochera

“Hace más de siete años que esperamos poder llegar a la verdad”, señaló el papá de Javier Valdez, el muchacho de 21 años que en mayo del 2015, mientras estaba tirado sobre la vereda de un edificio del macrocentro, fue arrollado por un automóvil conducido por Jorge Américo Armesto (56).

“Hace más de siete años que esperamos poder llegar a la verdad”, es el pedido desesperado de Juan Carlos Valdez, padre de Javier Gonzalo Valdez, en vísperas del inicio del juicio que buscará esclarecer su muerte durante la mañana del domingo 31 de mayo del 2015, en manos de un automovilista que justo sacaba su vehículo de una cochera del macrocentro y en esas circunstancias lo arrolló.

El joven de 21 años que se encontraba tirado frente al edificio ubicado en la calle 25 de Mayo 7, sobre las 08:30, fue embestido por un Chevrolet Corsa Classic, al mando de Jorge Américo Armesto (56) que residía en un departamento de ese lugar.

El muchacho falleció unos días después a causa de las graves heridas padecidas en el incidente, algo que fue corroborado posteriormente por el informe de la autopsia. En ese entonces trascendió que Valdez, minutos antes del incidente fatal, se había retirado de un local nocturno situado en inmediaciones adonde concurrió a tocar junto con otro amigo.

“Queremos saber qué sucedió y qué le pasó a nuestro hijo, un chico de 20 años que salió a divertirse una noche, no sé cómo llegó ahí a la calle 25 de Mayo que pasó caminando, lo encuentran después tirado ahí en el piso. Salió una persona del estacionamiento, de frente y lo arrolló en la vereda”, señaló Juan Carlos a Telefe Noticias.

Armesto, quien está imputado de homicidio culposo, se desempeñó durante más de dos décadas como perito de la Policía Científica, realizando inspecciones de chasis y motor de vehículos en la planta verificadora.

La versión del conductor al momento de prestar declaración fue que cuando retiró el vehículo del garaje “había algo tirado en la vereda” y confundió al joven “con una bolsa”.

“Tuve que acelerar un poco porque el portón eléctrico se estaba cerrando y me iba a destrozar el coche. Al salir, las ruedas delanteras pasaron por arriba a este chico, pero juro que nunca pensé que se trataba de una persona”, relató en ese entonces el ocupante del Corsa.

Juan Carlos reconoció que por el momento no ha entablado ningún tipo de contacto con el acusado “porque ninguna parte lo quiso así”.

“Estamos hoy acá esperando que se aclare todo esto. Con mi señora necesitamos saber qué le sucedió a nuestro hijo, un chico lleno de sueños, apasionado por la música. Esa noche había ido a un pub a tocar junto con otro amigo y a la fecha no sabemos nada más”, cerró.

Las audiencias se llevarán a cabo en el ámbito del Juzgado Correccional N°2, a cargo de la Jueza subrogante Susana González La Riva.

Comentarios