*

Locales

Portada  |  27 mayo 2021

Atentado a La Cámpora: Policía Federal recorrió la zona para buscar nuevas pistas

Los efectivos federales realizan una inspección ocular por el radio de detonación, investigando las cámaras en domicilios lindantes y tratando de obtener nuevos elementos con los testimonios de vecinos. Se confirmó que el Fiscal Federal, Santiago Ulpiano Martínez, quedó a cargo de la investigación.

En el marco de la investigación por el atentado a la sede local de La Cámpora, efectivos de la Policía Federal trabajaron hoy en el radio donde ocurrió la explosión para hallar testimonios e indicios que permitan dar con los responsables.

Según constató Telefe Noticias, los uniformados realizaron una inspección ocular de la zona, entrevistándose con comerciantes y vecinos para obtener testimonios de las horas anteriores al ataque.

También solicitaron imágenes de las cámaras de seguridad de las viviendas lindantes para observar movimientos previos y posteriores al hecho.

Además, se supo que hubo personas que acudieron a la sede policial en calidad de testigos para aportar elementos de interés a la pesquisa.

En otro orden este miércoles se ratificó que la causa pasó al fuero Federal, tras el planteo realizado en las últimas horas por la jueza del mismo ámbito, María Gabriela Marrón.

De este modo, la Fiscalía Federal N°2, a cargo del doctor Santiago Ulpiano Martínez, quedó a cargo de la investigación.

En los instantes posteriores al atentado, cuando la Justicia provincial abrió las primeras líneas investigativas, se había fijado la mirada sobre un audio de dudosa procedencia y la figura de dos personas sospechosas que habrían sido captadas, minutos antes, en el radio donde se desarrolló la explosión.

Sin embargo, será vital la prueba que logren recolectar en las próximas horas las fuerzas federales para apoyar tal versión o generar una nueva vía de búsqueda.

En esta misma línea, arribarán a la ciudad agentes de la Unidad Antiterrorismo para trabajar en conjunto con la DDI local, y con los que ya estaban operativos de la delegación de Bahía Blanca.

El fiscal Ulpiano Martínez solicitó la intervención de expertos en comunicaciones, así como el relevamiento de personas en hospitales y clínicas de la ciudad que podrían haber sufrido alguna herida compatible con un explosivo.

Más allá de las hipótesis, lo que ya pudo ser certificado es el tipo de artefacto explosivo y la ubicación de este en la sede de Berutti y Donado.

El informe de la Dirección de Explosivos puntualizó la existencia de un dispositivo de origen casero, no reglamentario, con gran poder de daño y colocado en el exterior del local. A su vez, indicó se trataría de un envase metálico relleno con pólvora, compatible con un matafuego.

Por último, el relevamiento no logró corroborar si el artefacto contaba con un detonador eléctrico inalámbrico, o con un reloj temporizador.

Comentarios