*

Informes especiales

Portada  |  17 junio 2022

Los Zapp: la familia que viajó durante 22 años, recorrió más de 100 países y visitó Bahía

“Era un sueño que teníamos de chiquitos. Nos pusimos de novios con Candelaria en Tornquist y empezamos a soñar con este viaje”, comentó Herman en Telefe Noticias.

La familia viajera más famosa de Argentina. Definitivamente así se puede catalogar a los Zapp, quienes poseen una vida en viaje y miles de anécdotas en lo que fue una aventura inolvidable.

Todo comenzó en enero del 2000, cuando el matrimonio conformado por Herman y Candelaria emprendió la aventura de vivir viajando.

22 años de viaje, 5 continentes visitados y más de 100 países recorridos, son algunas de las características de esta vuelta al mundo, la cual la llevaron a cabo en un auto Graham-Paige de 1928.

Culminada la aventura y de regreso en Argentina, visitaron Bahía Blanca y charlaron en los micrófonos de Telefe Noticias.

“Era un sueño que teníamos de chiquitos. Nos pusimos de novios con Candelaria en Tornquist y empezamos a soñar con este viaje”, comentó Herman.

“Teníamos muy poco dinero, el auto se rompió el primer día, pero fuimos con ganas, fe y mucha gente nos ayudó en el camino”, añadió.

La “nave” Graham-Paige

Si bien fue el medio de transporte utilizado, con el correr de los kilómetros se convirtió en parte de la familia y hoy en día sigue rodando.

“Con nosotros hizo 362.000 kilómetros, los cuales fueron los mejores de nuestras vidas”, manifestó Herman.
Durante la travesía, el auto también se vistió de hogar, aula para los cuatro hijos que nacieron en el camino y cocina.

“Vos lo ves y es un auto, pero en realidad es una casa que estuvo frente al mar, lagos y montañas”, agregó.

Su paso previo por Bahía

Su primera visita a la ciudad se dio en el 2006 y fueron recibidos por el Club de Vehículos de Colección.
En esta oportunidad la entidad volvió a homenajearlos y admiró el vehículo.

“Es increíble la cantidad de kilómetros que recorrió el auto y las vivencias que tiene esta familia”, sostuvo Jorge Nieto, presidente del Club.

La amabilidad mundial con la que se encontraron

“Cuando salimos en el 2000 no teníamos celular y la gente no sabía nada de nuestro viaje. Aun así, nos hospedaban y abrían las puertas de sus casas”, comentó Candelaria.

“Una señora nos dijo que nos hospedaba porque con este auto tan malos no podíamos ser porque con este auto nos íbamos a llegar muy lejos”, agregó entre risas Herman.

“Vivimos en un mundo que tiene una humanidad increíble. Salimos a ver paisajes, reunías, desiertos, países. Lo que encontramos fue humanidad y eso es lo que nos llevamos en nuestro corazón”, culminó Candelaria.

Comentarios