*

Actualidad

Portada  |  22 junio 2022

Se negó a declarar el joven de 21 años acusado de asesinar al turista en Mar del Plata

El acusado, Julio César Bibbo, fue trasladado en calidad de detenido al Unidad Penal 44 de Batán, donde permanecerá alojado mientras continúa la investigación.

El joven de 21 años detenido junto a su pareja y a dos de sus sobrinos adolescentes por el homicidio a puñaladas de Martín Mora Negretti, cometido el domingo último en la ciudad de Mar del Plata, se negó este miércoles a declarar.

Tras la diligencia, el acusado Julio César Bibbo fue trasladado en calidad de detenido al Unidad Penal 44 de Batán, donde permanecerá alojado mientras continúa la investigación.

Bibbo fue llevado cerca de las 9 al edificio de tribunales, situado en Tucumán al 2400, de Mar del Plata, para declarar ante el fiscal de la causa, Leandro Arévalo, quien lo considera autor de los delitos "homicidio y homicidio en grado de tentativa", ya que además del crimen de Mora Negretti se le imputa el intento de matar a un amigo de éste.

Asistido por la defensora oficial Carla Ostachi, el acusado optó por no declarar, por lo que ahora la pesquisa continúa con los resultados periciales ordenados sobre el arma blanca y otros elementos secuestrados.

Ayer, en el marco de la misma causa, fue indagada la pareja de Bibbo, Marilyn Vera González, quien tras desligarse del hecho quedó detenida en un destacamento para mujeres, acusada de ser "coautora" del crimen.

Al declarar ante el fiscal, la mujer dijo que es inocente y aseguró que en ningún momento bajó de su departamento a la calle con un cuchillo en la mano.

En consonancia con los primeros dichos de los testigos, Vera González reconoció que bajó y estuvo presente cuando se cometió el ataque en la vereda pero remarcó que no intervino en la agresión.

"Bajé porque bajaba mi pareja y los chicos (sobrinos) y quise calmarlos y que no se desmadre. Logré sacarle los cuchillos y subí con ellos, pero no lastimé a nadie", manifestó.

EL CRIMEN DE MORA NEGRETTI

Mora Negretti, de 30 años, quien residía en Buenos Aires y había regresado a Mar del Plata para festejar su cumpleaños, sufrió al momento del ataque seis heridas de arma blanca -una de ellas mortal- y murió momentos después en el Hospital Interzonal, y su amigo también de 30, sufrió dos heridas superficiales y fue dado de alta tras su asistencia.

Desde la fiscalía se analiza para el principal imputado dos posibles calificaciones, entre las que aparecen la de homicidio agravado por la intervención de menores de edad, que supone una escala penal de hasta 25 años, y homicidio con el concurso premeditado de dos o más personas los que prevé una pena de prisión perpetua.

Comentarios